Guía general de mantenimiento de albercas

Guía general de mantenimiento de albercas

GUÍA GENERAL DE MANTENIMIENTO DE ALBERCAS

Tener una piscina es un medio que invita a la relajación y recreación. En días soleados incita a refrescarnos y divertirnos creando una experiencia inolvidable.

El mantenimiento de una alberca es indispensable para mantener la higiene y la calidad en el agua de tu alberca. Esto también previene futuros problemas que se puedan presentar, además de ayudar a alargar su duración y funcionamiento.

Pero la pregunta es: ¿cómo dar mantenimiento a mi piscina o hidromasaje? Este es un manual muy general acerca del mantenimiento del agua.

Existen dos tipos de tratamientos que se llevan a cabo:

  1. Tratamiento Físico
  2. Tratamiento Químico

Tratamiento físico

El tratamiento físico de una alberca es el proceso en donde se eliminan todos los sólidos en el agua, los cuales son contribuidos por los usuarios y el medio ambiente. El objetivo es desechar todas las partículas sólidas en el agua, como polvo, cabello, insectos, hojas, entre otros.  Es fundamental hacerlo debido a que si no se realiza se pueden tener serios problemas de calidad en el agua.

Los factores necesarios para asegurar un buen tratamiento físico son la FILTRACIÓN y la LIMPIEZA FÍSICA.

Filtración

La filtración es la función de recolectar las partículas de sólidos suspendidos en el agua. ¿Cómo? El agua pasa a través del material filtrante, el cual se encuentra dentro de un contenedor, al que llamamos “filtro”. Mientras el agua pasa, las partículas e impurezas sólidas quedan retenidas en el material filtrante. El tamaño del filtro depende del área de agua que se vaya a filtrar.

El tiempo de operación de la filtración es importante, es por eso que se debe de filtrar según el uso de la piscina. Los rangos generalmente usados son los siguientes:

  • Alberca residencial: Un ciclo de 4-8 horas diarias
  • Alberca comercial o pública: 18-24 horas diarias. Se recomiendan 3 ciclos durante su funcionamiento y 1 mientras permanezca cerrada o sin uso.

Los materiales filtrantes más utilizados en piscinas son: arena sílica, zeolita, tierra diatomácea y cartucho.

La limpieza física o manual consiste en otras actividades que se deben de llevar a cabo, como:

  • Recolección de sólidos, como hojas, insectos, juguetes u otros que se encuentran flotando en el agua. Depende del uso y del entorno de la piscina para definir la frecuencia de esta actividad.

Para esta limpieza es necesario contar con un recolector de hojas, ya sea una red pala o de una red tipo bolsa y tener un maneral con el cual hacer la maniobra.

Cepillado de paredes o pisos

  • El objetivo de esta actividad es separar los sedimentos, polvo o tierra adheridos a las paredes. Existen dos tipos de cepillos, los de nylon, los cuales se recomienda para la limpieza rutinaria, y los de acero inoxidable, que se utiliza ocasionalmente para eliminar manchas adheridas a la superficie.

Aspirado

  • Con la intención de eliminar tierra o polvo del cepillado en el fondo de la alberca. Antes de empezar a realizar el aspirado, se tienen que remover todos los objetos de gran tamaño, como piedras, insectos, entre otros.

Limpieza de canastilla de desnatador y trampa de pelo

  • La recolección de sólidos también se hace con el desnatador, a donde llega la basura gracias al empuje del agua proveniente de las boquillas de retorno y el viento.

Nuestra recomendación para la frecuencia de la limpieza física es la siguiente:


Actividad Frecuencia Herramientas
Recolección de sólidos Residenciales: 2 veces por semana Comerciales: Diario Pala red o de bolsa Maneral
Cepillado Residenciales: 1 vez por semana Comerciales: 2 o 3 veces por semana Cepillo de nylon y/o acero inoxidable
Maneral
Aspirado Residenciales: 2 veces por semana Comerciales: Diario Barredora Manguera
Limpieza canastillas Residenciales: 1 vez por semana Comerciales: 1 vez por semana  

*Depende del entorno, tamaño y uso de cada alberca para realizar estas funciones. La práctica y experiencia indicarán la frecuencia.

TRATAMIENTO QUÍMICO

Al igual que el físico, el tratamiento químico es de suma importancia para mantener la calidad, el balance y sanitización del agua. Gracias a esto se logran eliminar contaminantes biológicos, que ayudan a promover un ambiente higiénico y seguro para los usuarios. Además de controlar el pH y generar un equilibrio en los componentes diluidos.

Es indispensable saber el volumen de agua en metros cúbicos (m3) para obtener el balance químico del agua, además se necesita tener los siguientes parámetros para indicar el equilibrio


Niveles de Cloro y balance químico para alberca:


Cloro 1.00 a 3.00 ppm
Bromo 2.00 a 6.00 ppm
Cloraminas / Bromaminas 0.00 a 0.20 ppm
pH 7.2 a 7.6
Alcalinidad 80 a 140 ppm
Dureza total 200 a 400 ppm
Temperatura 27 a 29º C

Al sobrepasar estos parámetros nos podemos enfrentar a causar infecciones en los ojos, nariz, garganta o piel de los bañistas.

Cuando el agua no es corrosiva o no produce incrustaciones está balanceada, es decir que está controlada de los parámetros que vimos anteriormente.

Para medir estos parámetros existen diferentes métodos, como colorimetría, fotometría, potenciométrico, titulación y turbidimetría. El más común es el de colorimetría, donde al agregar un compuesto cambia el color del agua y da el resultado que estas buscando.

Sanitización

Es la reducción de los microorganismos, es decir, la oxidación de la materia orgánica, como bacterias o algas. También este proceso es conocido como la cloración del agua.

El producto más conocido para este proceso es el cloro, ya que es el más práctico, económico y efectivo. Los parámetros de control son de 1.00 a 3.00 ppm.  El objetivo es eliminar los contaminantes que tenga o que pueda tener el agua.

Existen varias formar de clorar la piscina, ya que el cloro viene en diferentes presentaciones:

Grano
  • Esta presentación se recomienda aplicar directo al agua, principalmente en las boquillas de retorno.
Polvo
  • Se recomienda diluirla en un recipiente con agua previo a verter la mezcla en el agua de la piscina
Tableta
  • Esta presentación se aplica dentro de un clorador automático o dispensador flotante, esto depende del volumen de la alberca.

Bromo en piscinas

El bromo también es un desinfectante efectivo y puede llegar a sustituir el cloro, pero ¿cuándo usamos bromo en una alberca? El bromo se utiliza en piscinas techadas, interiores, de terapia o  en spas, ya que la NOM-245, que es la que rige a las piscinas, ya no permite el uso de productos clorados en interiores.

Por lo tanto, el bromo con formulación de cloro se puede utilizar para la desinfección de piscinas. A comparación del cloro, el bromo no modifica el pH del agua y tiene alta estabilidad a altas temperaturas. Pero este tema lo hablaremos luego.

También hay otras formas de desinfección del agua, como:

  • Luz ultravioleta: Mediante el uso de lámparas se destruyen los microorganismos y agentes patógenos sin causar efectos secundarios. Pero no es un sistema confiable debido a la turbidez en el agua, ya que escuda a los microorganismos.
  • Ozono: El oxígeno reacciona con los microorganismos y los oxida. No es un químico como tal, por lo que generalmente se tiene que añadir cloro.

Además de la desinfección existen otros productos químicos que se deben de aplicar a una piscina para obtener el balance químico, como clarificadores, alguicidas, ajustadores de pH y abrillantadores.

Niveles de pH

Es importante mantener la alberca con un pH entre 7.2 y 7.6.  Los niveles altos o bajos del pH, pueden ocasionar irritaciones en ojos, nariz y piel, corrosión en metales, manchas blanquizcas, turbidez en el agua y producir problemas en los equipos. El nivel de pH determina la efectividad del cloro, ya que si no está en el rango indicado el cloro es inactivo y no desinfecta.

Utilice el analizador de pH para monitorear los niveles de pH en la piscina, por lo menos 3 veces por semana. El uso de ajustadores de pH es importante en este punto.

Alcalinidad

Además del pH también es importante mantener el nivel de alcalinidad total en el agua entre 80 y 140 ppm. La alcalinidad se refiere a la cantidad de materiales alcalinos disueltos en el agua, como carbonatos, bicarbonatos o hidróxidos. Los niveles altos o bajos de la  alcalinidad pueden ocasionar irritaciones en ojos, nariz y piel, corrosión en metales, consumo excesivo de cloro, turbidez en el agua, mala lectura del pH, entre otras.

Utilice el analizador de alcalinidad para monitorear los niveles de alcalinidad total en la piscina, por lo menos 1 vez cada mes.  Los valores de alcalinidad total se ajustan con los ajustadores de pH.

Dureza del agua

La dureza total determina las sales de calcio disueltas en el agua, ya que éstas se disuelven y se pegan a las superficies. Los rangos para este indicador son de 200 a 400 ppm. Una dureza baja puede causar desprendimiento de recubrimiento. Una dureza alta puede provocar que las paredes se sientan rugosas (sarro) y los equipos se desgasten más rápido de lo normal.

Para la correcta obtención de las pruebas de pH, alcalinidad y dureza es necesario eliminar la presencia de cloro, ya que éste distorsiona la lectura de los colores del analizador y se logra poniéndole las pastillas de inhibidor de cloro que están en algunos probadores antes de los reactivos para analizar el pH, alcalinidad o dureza.

Alguicida

Cuando se tengan problemas de algas visibles en las paredes o cuando se sabe que el agua contiene algas, utilice algún alguicida. Normalmente las algas están presentes en épocas de lluvia, cuando no hay presencia de cloro activo, cuando el pH es mayor de 8, cuando las paredes y/o pisos son resbalosos o cuando hay turbidez verdosa en el agua.

En caso de tener alga negra utilizar el producto especial. Los algicidas no alteran el balance químico y es inofensivo para los usuarios.

Clarificador

El uso de abrillantadores sirve para eliminar las partículas muy pequeñas que los filtros no detienen y evitar que el agua se vea turbia. Este producto aglutina estas partículas y así el filtro las puede retener, después en el retrolavado o backwash las desecha. Se debe tener cuidado de hacer el retrolavado con más frecuencia al usar este producto, debido a que el filtro captura mas mugre y se satura más rápido.

 Recomendamos usar el producto aproximadamente cada 2 semanas, para ayudar al filtro a mantener más clara y brillante su agua.

*EN FILTROS DE CARTUCHO NO SE PUEDE USAR ESTOS PRODUCTOS.

Para decantar los sólidos en suspensión se utiliza el decantador o floculante. Se utiliza cuando el agua está muy sucia, tiene problemas de turbidez o tiene el agua verde. También se puede aplicar cuando hay exceso de usuarios o una fuerte lluvia.  La floculación debe ser el ÚLTIMO recurso para resolver problemas en el agua, ya que se debe de suspender el uso de la piscina de 12 a 48 horas. Además, hay un gran desperdicio de agua debido a que se tiene que eliminar.

El agua recupera la claridad del agua rápido, ya que el producto atrapa y flocula las partículas. Se recomienda utilizar antes del aspirado, ya que eficientiza el proceso.

Se debe de dejar reposar mínimo 12 horas antes de aspirar.

*EL PRODUCTO NO PUEDE PASAR POR EL FILTRO

Se recomienda hacer la floculación cuando se encuentre en condiciones críticas, como cuando el agua esté saturada de microorganismos, algas o metales.

Bitácora o Resumen diario de piscina

Es muy importante llevar una bitácora de los parámetros que se toman en los balances químicos, ya que se lleva el registro del comportamiento del agua y se pueden obtener mejores conclusiones en caso de algún problema con el agua.

Para más información de productos o asesoría técnica no dude en contactarnos…

Apóyense en los expertos.

Mail: ventas2@hidrosistemasgdl.com

Celular: (33) 2322 5643

Teléfono: (33) 3121-5662

Dirección: Av. Arcos No.734, Col. Jardines del Bosque, Guadalajara, Jalisco. C.P. 44520

Share this post

Comment (1)

  • Daniela Martinez Reply

    Excelente información!! Me ayudó bastante para limpiar mi alberca 🙂

    agosto 30, 2019 at 9:23 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Call Now Button